Nuestra invitada de hoy en Colecciono placeres viene desde el bellísimo Donosti y es (nada más y nada menos) que Maddalen Marzol, la Chica Gilmore por excelencia. Para hablar de Maddalen, una de las chicas con la sonrisa más dulce que conozco junto a unos labios siempre perfectamente pintados, me tengo que remontar a casi 10 años atrás cuando yo frecuentaba ese magnífico antro llamado Twitter. Allí es donde la conocí; donde nos reímos juntas (mucho), intercambiamos recomendaciones literarias (atentas a todas las que deja en su perfil de IG), desgranamos series, alfombras rojas, compartimos artículos y lo que se nos pusiera por delante. Por aquella época ella tenía un blog llamado El tocador de Dorothy en el que hablaba de su pasión: los perfumes. Probablemente ese fue el inicio de todo porque años después regenta una perfumería junto a su amiga Eva en una privilegiada esquina de la ciudad donostiarra: Hunky Dory Laboratory. Una perfumería diferente, cercana, en el que primara la calidad de los productos muy bien seleccionados pero también un trato cercano con todo aquel que viniera, así es como se presentan y yo puedo dar fe de ello. Las podéis encontrar en su tienda on line y, sobre todo, no os perdáis sus stories en los que hablan de cosmética, olores, maquillaje: creando necesidades muy necesarias.

Con todos ustedes, los placeres de Maddalen:

Descubrimiento: Aquel último viernes de callejeo pasé por el supermercado por si acaso, por llevar algo a casa, y debido a la histeria popular faltaba el chocolate negro que suelo comprar siempre. A falta de pan buenas son tortas y me decanté por uno con flor de sal de Lindt al que parecía no haber querido nadie. Bendita locura porque ese chocolate ha sido el mejor descubrimiento del 2020.

Cine: El final de Cinema Paradiso, soy bastante pesada con esto pero nunca se ha hecho nada tan bonito en el cine. Redondear la historia con esa escena y con la Love Theme de Morricone de fondo, me parece absolutamente insuperable.

Literatura: Estoy con ‘A plena luz’ de J.R. Moehringuer y me está encantando pero en mi corazoncito siempre habrá un sitio especial para el inicio de ‘El Bar de las Grandes Esperanzas’.

Series: Vivir con dos personas que no habían visto The Newsroom, no todo es malo en este confinamiento. Que se dejaran convencer disimulando que mi entusiasmo denotaba el favor que me estaban haciendo al darme una excusa para volver a esa redacción. Y ese cuarto capítulo, que he vuelto a admirar y disfrutar emocionada, como si ya fuera parte de mi historia personal.

Placer: En mi caso suena obvio, pero de pocas cosas disfruto tanto como de perfumarme cada día con perfumes excepcionales. Aquí podéis encontrar todo su arsenal.

Canción: ‘Tie me up’ de Belako. El bucle de la cuarentena.

Prenda Moss: Vestido Cassidy. Simplemente perfecto.

Potingue: A quién quieres más a papá o a mamá pero hemos venido a mojarnos y mi credo dice que lo primero es una buena limpiadora por lo que me quedo con la Miracle Cleanser de Aurelia Skincare.

 

Pin It on Pinterest